Recorrer la ciudad

Los transportes públicos en la ciudad eterna: Bus, metro, taxis, scooters y automóviles.


En Roma hay un sistema de transportes integrado que comprende autobuses, metro y trenes urbanos.


METRO

Hay dos líneas de Metro: la línea A, que va de este a oeste (Anagnina - Battistini) y la línea B que va de noreste a suroeste (Rebibbia - Laurentina). La línea A llega a varias destinaciones turísticas, como San Giovanni, Piazza Barberini, Piazza di Spagna, Piazza del Popolo y al Vaticano; la línea B para en la Stazione Tiburtina, en el Policlinico y en la Università La Sapienza, Cavour (cerca de S. Maria Maggiore), Colosseo, Circo Massimo, Piramide Cestia, en la Basilica de San Paolo y en el Eur. Desde la Piramide también se puede coger el tren que lleva al Lido de Ostia. Las líneas funcionan de domingo a jueves desde las 5.30 hasta las 23.30, el viernes y el sábado hasta la 1.30 de la madrugada.


AUTOBUSES

La red de autobuses es muy amplia y cubre toda la ciudad; hay tres tipos de autobuses identificados - en los tableros de las paradas - por tres símbolos diferentes: las líneas Express (X) que cubren distancias largas y tienen pocas paradas, las líneas City (U) que cubren distancias menores y efectúan muchas paradas, las líneas Esatte (C) que cubren las zonas más periféricas a horario. Después de medianoche y hasta las 6 de la madrugada están las Líneas nocturnas (identificadas con un búho) que tienen un recorrido diferente del que tienen las diurnas y pasan cada 20 minutos aproximadamente.

El coste de los billetes es diferente. Ello depende de la selección realizada previamente entre:

Para estancias más largas de una semana se puede comprar un abono mensual personal (35 euros) o para más personas (53 euros).

Los niños menores de 10 años viajan gratis, si van acompañados por un adulto.


SERVICIOS DE TRANSPORTE TURISTICOS

110 Open: "stop & go" Autobús con techo abierto que lleva a los principales lugares de interés turístico como el Coliseo, Boca de la Verdad, la Fuente de Trevi, San Pedro, Ara Pacis. Funciona entre las 8:30 am y las 7:00 pm (Terminal: frente a la estación Termini). El billete cuesta 20 euros (sobre 65 años: 18 euros) y es válido durante 48 horas.
Archeobus: Este autobús lleva desde la estación Termini pasando por el centro hasta el parque Appia Antica, permitiendo bajar y subir a lo largo del trayecto. Funciona entre las 9:00 am y las 4:30 pm (terminal: frente a la estación de Termini). El billete cuesta 12 euros y es válido durante 48 horas.
Ambas líneas ofrecen entradas con descuento a varios museos de Roma.
El billete único para las dos líneas tiene un precio reducido de 25 euros.


TAXIS

Los Taxis son más bien caros. Se pueden parar por la calle (!si tenéis tanta suerte de encontrar uno libre!) o bien en las estaciones de taxi distribuidas en las principales plazas del centro (la p.zza Venezia, p.zza Argentina, p.zza S. Silvestro, Stazione Termini) pero en las horas de punta puede ser difícil encontrar uno. Cuidado: no utilicéis taxis abusivos. Los taxis de Roma son totalmente blancos, tienen el adecuado letrero luminoso en el techo y, además, datos sobre el propietario de la licencia dentro del coche. Asimismo, podéis llamar a un radiotaxi utilizando uno de estos números: n. Verde nacional: 800-090-214; 065551; 063570 - 0688177 -064944 - 066645-064157, pero recordad que el taxímetro empieza a correr desde el momento de la llamada. El Ayuntamiento de Roma ha establecido una tarifa fija para quien proviene de los aeropuertos de Fiumicino y Ciampino y tiene que llegar dentro de las murallas de la ciudad. La tarifa es de 48 euros desde Fiumicino y 30 euros desde Ciampino.


BICICLETAS Y MOTOS

En el centro de Roma o en los mayores parques romanos es posible alquilar bicicletas o motos, pero desaconsejamos firmemente al turista que se aventure con estos medios si no es un gran experto del caótico tráfico romano: el riesgo de ser atropellado es más bien elevado ya que nadie hace mucho caso a los conductores de los vehículos de dos ruedas y, además, la cantidad enorme de direcciones prohibidas puede despistar.


CONDUCIR EN ROMA

Si conduces tu automóvil en Roma, recuerda que hay una zona de tráfico limitado muy amplia (hasta las 18:00 aproximadamente y por las tardes de los fines de semana), que incluye prácticamente todo el centro, desde la plaza de la Repubblica hasta la Piazza del Popolo y la Piazza Venezia, Trastevere, Testaccio, Ostiense y San Lorenzo.

Asimismo, a causa de la contaminación, periódicamente se limita el tráfico privado (p.ej. matrículas alternas en algunos períodos del año).